viernes, 16 de mayo de 2014

POEMA DE LOS DIAS
















LUNES Estabamos aburridos entonces se nos ocurrió algo que jamás  y lo llamamos ríos porque corrían y además cantaban Tanto cantaban y tan lejos iban con su canción que les nació vida 

MARTES salimos del agua cargados de música casi no podíamos creerlo parecía el primer día y se nos ocurrió el aire El aire trajo inspiración y fue que nos salieron aves y anduvimos por encima de las aguas 

MIÉRCOLES mucho vimos desde arriba por eso deseamos probar el suelo y dijimos tierra abre a nosotros los lugares y fue generoso el suelo que nos permitió salir desde lo pequeño y lo interior y fuimos verde y nos sacamos polen y nos trajimos hojas cada uno festejando la morfología de su fruto Y porque el esfuerzo nos llevaba por demás transcurrir de obra en obra  a ese  pasarnos entre nosotros mismos lo nombramos tiempo  

JUEVES Y como el tiempo es tirano a pesar del tiempo hicimos de todos modos y tamaños lo que pudimos En jueves nos animalamos y se nos cantó ser vivientes en la expansión de lo que había y de lo que podría haber delicioso a la vista Y como el hacer parecía tanto y apetecible quisimos hablarlo Unos mostraban que le crecían mieles Otros mostraron de qué madera eran o cuantos colores sostenían Asi conocimos las bondades y vimos que era bueno el hablar 

VIERNES tomamos agua/ tomamos aire/ tomamos la palabra/ tomamos distancia y vimos que las cosas se nos iban entre las manos/ vimos que no manejamos el tiempo/ vimos que también la carne  se nos iba entre los dedos y todas las cosas tocaban fin Y aunque las cosas se repetían ya no eran las mismas entonces para guardar  hicimos una boca y la nombramos historia y nos dijimos entra tú y toda tu casa/ todo tu paisaje/ todas tus personas y todo tu tiempo y la boca vino y nos plantó en ella Y porque era viernes de entusiasmo sumamos fuentes y cada uno se hizo una hoja y sucedía que las palabras se repetían pero no eran las mismas Y es así que la historia nos confunde en su boca y nos vamos entre sus dedos 

SÁBADO las miradas subían y descendían Estábamos varonas y varones criados en la palabra No importaba el porte ni el ancho veniamos a calzarnos la boca para ver cada vez distinto y tomar parte y perdernos en ella Algunos no hablaban pero hacían gestos y se mordían en ella y la boca los hacía sangrar en los fines de las cosas porque la boca no reposa hasta caer rendidos y nos da vuelta de página 

DOMINGO domingo  es otra cosa Descubrimos la competencia entonces nacieron los derechos de autor


y lunes otra vez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada